Sí las hormigas se han adueñado de tu casa ¡Ponle fin a la invasión con estos ingredientes! Las hormigas son muy chiquitas prácticamente inofensivas pero sabemos que arrasan  con lo que encuentren a su paso, tenerlas en el tarro de azúcar, en las galletas o en la cocina es muy desagradable. Esto tiene una solución natural Hoy te la revelamos, ¡Estas en el lugar correcto!

Los ingredientes que vamos a ver actúan como repelente naturales para las hormigas y otros insectos, algunos son un poco más efectivos que otros pero vale la pena intentarlo. Esta solución te librará no solo de las hormigas sino también de los químicos de los pesticidas y control de plagas.     ¿Quieres conocer cuales son estos ingredientes? Entonces Sigue Leyendo… Recuerda Compartir Este Artículo Con Todos Tus Amigos.

[showhide more_text=”Quiero Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

Las hormigas en casa son una molestia enorme. Si a estos desapacibles bichos les encanta invadir tu hogar, entonces los próximos consejos te pueden asistir a espantarlas, sin emplear pesticidas ni químicos.

1. Jugo de limón

 

Repelente

El jugo de limón es una de las substancias más eficaces para expulsar a las hormigas. Su penetrante aroma agrede los órganos sensoriales de estos insectos: pierden la capacidad de comunicarse entre ellas, como de guiarse por los aromas o de localizar sus caminos que acostumbran a marcan con feromonas.

Empapa un harapo con jugo de limón y limpia los lugares que acostumbran a plagarse de hormigas, o mezcla jugo de limón con agua y salpica con un atomizador las áreas que acostumbran a “visitar” estos bichos.

2. Aceites esenciales

 

Repelente

La mayor parte de los métodos que mencionamos acá se fundamentan en el distanciamiento de las hormigas con la ayuda de olores fuertes. Por esta razón, aceites esenciales como el de lauro, el clavo o bien el árbol de té son idóneos para esta meta. Puedes diluir el aceite esencial que prefieras y aplicarlo sobre las losas del suelo o bien empapar bolas de algodón con aceite y ponerlas en los sitios plagados.

3. Canela

 

Repelente

El aceite diluido de canela puede aplicarse con un bastoncito de algodón en los lugares más frecuentados por las hormigas. Una opción alternativa es entremezclar medio litro de agua con 2 cucharadas de canela y un clavo y salpicar la mezcla con un atomizador sobre los lugares que lo requieran.

4. Polvo para enhornar y azúcar en polvo

 

Repelente

Si no solo deseas espantar a las hormigas sino matarlas al igual que a otros insectos, puedes deshacerte de todos al mismo tiempo. Mezcla polvo para enhornar y azúcar en polvo en cantidades iguales y pone la mezcla en un sitio estratégico como carnada.

La química anatómica de las hormigas no acepta el bicarbonato del polvo de enhornar, y los insectos morirán tan pronto como prueben este preparado. Debido a que quizá lo lleven primero al hormiguero, podrías terminar con toda la colonia, conque lo mejor es utilizar este procedimiento solo bajo circunstancias inusuales.

5. Harina de maíz

 

Repelente

Un procedimiento igualmente malévolo que el precedente incluye harina de maíz. Cuando las hormigas la consumen, se interrumpe el proceso de digestión y mueren de apetito poquitos días después.
Es evidente que los métodos inofensivos son preferibles.

6. Vinagre

 

Repelente

Uno de los ingredientes más inofensivos y eficientes es el vinagre, puesto que su fuerte fragancia espanta a las hormigas de casa. Lo más simple es rociarlo de manera directa en los lugares donde acostumbran a concentrarse. Asimismo puedes adecentar los suelos con un producto de limpieza a base de vinagre para eludir que retornen.

7. Plantas

 

Repelente

En vez de diseminar diferentes productos por toda la casa y jardín, puedes sostener las hormigas lejos de tu hogar con plantas aromatizadas como el eucalipto, la albahaca, la menta o bien el tomillo.

8. Talco para bebé

 

Repelente

El talco para bebé asimismo puede sostener las hormigas a raya merced al fragancia, mas sobre todo a las substancias que contiene. Es un hecho que los insectos se desecan tan pronto como entran en contacto el talco.
El talco para bebé y otros productos a base de talco pueden ser utilizados para resguardar las paredes y eludir que las hormigas entren en la casa. Puedes conseguir exactamente el mismo efecto con tierra infusoria.

9. Tiza

 

Repelente

10. Cascarillas de pepino

 

Repelente

El hecho de que las hormigas escapen en cuanto perciben un pepino se debe a dos características su fragancia y una substancia que contiene en la cascarilla y que resguarda a la planta de las plagas por ser venenosa para las hormigas. Cualquiera que sea la razón, solo debes dejar unas cuántas cascarillas en las zonas más conflictivas para sostenerlas a raya.

Aparte de emplear olores desapacibles para distanciar a las hormigas, puedes hacerles la vida bastante difícil poniendo obstáculos insuperables. En vez de salpicar talco de bebé, sencillamente dibuja una línea de tiza que las hormigas no puedan cruzar, como muestra la imagen de abajo: el círculo de tiza en torno a la carnada continúa libre de hormigas.

Tú asimismo puedes separar a las hormigas de tu casa o bien piso utilizando métodos naturales a fin de que se queden en el sitio que les toca y prosigan haciendo su esencial tarea.

¿Que te parecieron estos repelentes de hormigas naturales? ¿Qué te gusto más?
Espero tu opinión en los comentarios de Facebook.

Gracias por visitar nuestra página 🙂

Comparte Este Artículo Con Todos Tus Amigos Y Familiares Haciendo Clic En El Botón Inferior.

[/showhide]